domingo, 9 de mayo de 2010

Almacenamiento de los alimentos



Leche: se debe conservar en envases cerrados herméticos, o en latas (caso de la leche evaporada y condensada), en lugares secos y frescos. Cuando ya esta abierto se debe conservar refrigerado; pero, no por mucho tiempo pueden aparecer bacterias, modificar el color, sabor, etc

Mantequilla: Se debe almacenar siempre en refrigeración. Es recomendable almacenarlo en el frigorífico dentro de recipientes estancos y lo más alejados de la luz que sea posible. No emplear papel aluminio ya que, no emplear papel de aluminio como envoltorio, el contacto directo de las grasas de la mantequilla con el metal provoca su inmediata oxidación, en particular en las mantequillas saladas.

Huevo: El peor error que se puede cometer es lavar un huevo y guardarlo varios días para comerlo. Esto permite la entrada de gérmenes, que contaminarán el alimento y, posiblemente, afectarán la salud del comensal. Se deben mantener en sitios refrigerados: por regla general un huevo se estropea al mismo ritmo en un día si se coloca temperatura ambiente, que el mismo huevo colocado en refrigerador cuatro días. Sería ideal no almacenarlos en la puerta del frigorífico: el movimiento de ésta perturba a la yema y la rompe. Su posición es en el interior.

Harina y Azúcar: Se debe almacenar en lugares secos y frescos. Ya que la humedad ayuda al crecimiento de bacterias y hongos. Se guarda siempre cerrado y no por mucho tiempo, puede causar la reproducción de insectos o gusanos.

Frutas: Se puede almacenar en temperatura ambiente libre de humedad, puede reproducirse bacterias, microbios. Aproximadamente una semana dependiendo de la fruta. También se puede almacenar en refrigeración.

Chocolate: contiene manteca de cacao, que es una grasa, razón por la cual el chocolate se debe almacenar lejos de especias, alimentos o aromáticos aceites, la carne, humo o cualquier otro oloroso alimento o materiales. Se almacena en lugares frescos y secos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada